Cómo elegir y contratar a un florista para una vacante en la floristería

9 January
Портрет эксперта
Victoria Vitkóvskaya

Director de Virgin’s bloom

El florista es el engrana­je prin­ci­pal de la floris­tería. Te con­ta­mos cómo encon­trar, ele­gir y con­tratar una floris­tería para tu tien­da. Le mostraremos a qué com­pe­ten­cias debe prestar aten­ción a la hora de con­tratar. Averigüe­mos qué debe saber un florista cuan­do solici­ta un empleo.

Retrato de un buen florista

Antes de ini­ciar la búsque­da, le recomen­damos que ela­bore un retra­to robot del florista ide­al para su empre­sa. Destaque las com­pe­ten­cias que debe bus­car en primer lugar.

Aquí tienes nues­tra lista de lo que debe saber hac­er un florista pro­fe­sion­al:

  • Cono­cer el col­ori­do. Un buen florista com­bi­na los col­ores y los dis­tribuye de for­ma que un boni­to ramo resulte agrad­able a la vista. 
  • Saber tra­ba­jar con el mate­r­i­al. Un espe­cial­ista sabe en qué pro­por­ciones deben com­bi­na­rse en un ramo las flo­res de entre­gas nuevas y ante­ri­ores, y cómo uti­lizar los tal­los rotos. 
  • Cuidar ade­cuada­mente las flo­res y otras plan­tas de la tien­da.
  • Crear una vit­ri­na que atraiga a los clientes. 
  • Comu­ni­carse amable­mente con los clientes, ser cortés y saber averiguar cuáles son sus necesi­dades. 

De las cual­i­dades que impor­tan:

  • Pul­cri­tud. Un florista debe man­ten­er limpio su lugar de tra­ba­jo: reti­rar los recortes y los goteos de agua. A los clientes no les gus­ta estar en una tien­da des­or­de­na­da. 
  • Resisten­cia al estrés. Un florista tiene que tratar con dis­tin­tos tipos de clientes y a veces debe resolver situa­ciones difí­ciles.
  • Sim­patía. Si un florista encuen­tra fácil­mente el con­tac­to con un cliente, le resul­ta más fácil vender pro­duc­tos rela­ciona­dos, y los clientes vuel­ven de nue­vo a la tien­da.

¿Quieres saber qué empleados generan más ingresos?

Las estadís­ti­cas de Posi­flo­ra pueden ayu­darte a deter­mi­nar a quién pagar pri­mas, quién está rin­di­en­do por deba­jo de lo esper­a­do y cuán­do es el momen­to de con­tratar nue­vo per­son­al. Deja una solic­i­tud y te mostraremos cómo hac­er un informe com­ple­to del emplea­do

Si el florista no tra­ba­ja bien, gen­era muchas pér­di­das para la tien­da: tiene altas pér­di­das de flo­res y bajas cifras de ven­tas. Así que cuan­to mejores sean las habil­i­dades de un florista, may­ores serán los ingre­sos de la tien­da. Pero, ¿sig­nifi­ca esto que un florista tiene que saber vender? Vayamos al fon­do del asun­to.

¿Un florista tiene que ser vendedor?

Un florista debe ser capaz de preparar algo que se ven­da bien. Así que tiene que mostrar­le qué esti­lo de ramos les gus­ta a sus clientes. 

Sus habil­i­dades flo­rales son impor­tantes para nosotros en primer lugar, y su capaci­dad para vender en segun­do. Damos lib­er­tad de cre­ativi­dad, pero mar­camos la direc­ción. Si lo hace­mos bien, ten­emos en cuen­ta las necesi­dades del cliente, se irá sat­is­fe­cho y quer­rá volver.

Si el florista está obse­sion­a­do con las ven­tas, es prob­a­ble que se queme ráp­i­da­mente. Es impor­tante que le guste el esti­lo en el que le ped­i­mos que tra­ba­je, entonces hará ramos que se venderán bien de todos mod­os. Y tam­bién podrá desar­rol­lar sus habil­i­dades. Todo esto sólo es posi­ble si no hay restric­ciones rígi­das ni una car­rera por las altas ven­tas.

Портрет эксперта
Vic­to­ria Vitkóvskaya
Direc­tor de Virgin’s bloom

Por eso hemos pen­sa­do qué debe saber un florista y qué debe ser capaz de hac­er. Averigüe­mos aho­ra dónde encon­trar un florista para la tien­da.

Dónde buscar floristas

Todo es muy sen­cil­lo: todavía no hay nada mejor que los web­sites de tra­ba­jo. Tam­bién puede conec­tarse a las redes sociales, como la pági­na de insta­gram* de su floris­tería. Los floris­tas sue­len suscribirse a las floris­terías de su ciu­dad.

Ejem­p­lo de ofer­ta de empleo en insta­gram:

Qué escribir en la solicitud de empleo

El obje­ti­vo de esta fase es fil­trar las respues­tas para poder cen­trarse úni­ca­mente en los can­didatos ade­cua­dos.

A quién bus­ca. Escri­ba en el títu­lo: “Se bus­ca florista”.

Sea especí­fi­co sobre lo que el florista hará en su tien­da. Por ejem­p­lo, puede mon­tar ramos, ocu­parse de las flo­res, garan­ti­zar la limpieza y tra­ba­jar con la caja reg­istrado­ra. 

Especi­fique si será un tra­ba­jo en línea o fuera de línea. Si el tra­ba­jo tiene que hac­erse en ambos sen­ti­dos, recomien­do que se asigne un espe­cial­ista dis­tin­to a cada área. Por ejem­p­lo, fuera de línea podría ser un florista y en línea podría ser un gestor. 

Nor­mal­mente se tar­da el doble de tiem­po en respon­der en Inter­net que en vender en una tien­da. Y hay que respon­der ensegui­da a las con­sul­tas de la red: cuan­to más tarde se respon­da, más posi­bil­i­dades hay de que el cliente se vaya a un com­peti­dor. A donde se le respondió más rápi­do. Puede que un florista sim­ple­mente no ten­ga tiem­po sufi­ciente en todas partes.

Facil­i­tar infor­ma­ción sobre la tien­da y las condi­ciones de tra­ba­jo. Direc­ción, horario de tra­ba­jo, número de turnos al mes, salarios y en qué seg­men­to de pre­cios están sus ramos.

Ejem­p­los de vacantes recopi­ladas:

¿Ten­go que pedir los diplo­mas de las escue­las de floris­tería?

Si el can­dida­to se ha grad­u­a­do recien­te­mente en la escuela de floris­tería, no habrá que enseñar­le conocimien­tos bási­cos y es prob­a­ble que le resulte más fácil enseñar nuevos esti­los. Con­trate­lo si alguien de su equipo puede ser su men­tor.

Si hay demasi­adas respues­tas y cree que no podrá con­sid­er­ar­las todas, haga una cri­ba de las carteras que le gusten. Ya después, pro­fun­diza en el CV y la expe­ri­en­cia.

Qué buscar en un CV

Para saber si su puesto es ade­cua­do para el can­dida­to, pídale que envíe su CV y hable de su expe­ri­en­cia. Esto le ayu­dará a enten­der qué tipo de puesto bus­ca el florista, si le intere­sa un puesto ejec­u­ti­vo o direc­ti­vo, si quiere una ruti­na rela­ja­da o la gen­eración con­stante de nuevas ideas. Así sabrás si tu puesto responde a sus expec­ta­ti­vas.

Expe­ri­en­cia desea­da. Un florista con expe­ri­en­cia suele ser alguien que ha tra­ba­ja­do en el sec­tor durante al menos tres años. En el primer año adquiere habil­i­dades y expe­ri­en­cia, en el segun­do empieza a apor­tar su propia expe­ri­en­cia e ideas, y en el ter­cero el florista quiere cre­cer y ele­var su car­rera. Si no los con­sigue en su puesto actu­al, puede empezar a bus­car un nue­vo empleo.

Así que aquí todo depende de a quién se busque. Si desea con­tratar a un florista con expe­ri­en­cia, es mejor que se decante por un espe­cial­ista con expe­ri­en­cia a par­tir de tres años.

Cartera. Pida al can­dida­to que envíe una foto de sus cin­co mejores obras. Lo ide­al es que sean ramos de var­ios tipos, como en caja, en ces­ta, en cas­ca­da, en mar­co, y ramos flo­re­a­d­os. Esto le ayu­dará a juz­gar las habil­i­dades de un florista en su cur­rícu­lum y ver si puede mon­tar ramos del niv­el de com­ple­ji­dad y en el esti­lo que ust­ed requiere.

Aho­ra vamos a enten­der cómo realizar una entre­vista.

Cómo realizar una entrevista

Cuan­do haya recibido los comen­tar­ios, selec­cione a los can­didatos que invi­tará a una entre­vista. Es mejor selec­cionar has­ta diez per­sonas. No hay pacien­cia ni tiem­po sufi­cientes para ten­er en cuen­ta a todo el mun­do.

Deja los datos de las floris­tas que te gusten

Hay veces en que te gus­tan varias respues­tas pero sólo eliges una. No pier­das el con­tac­to con los demás. Después puedes invi­tar­les a tra­ba­jar en fechas espe­ciales. Si alguien renun­cia, inten­ta tam­bién ter­mi­nar siem­pre bien. Los antigu­os emplea­d­os tam­bién pueden sen­tirse atraí­dos durante las vaca­ciones.

Puedes crear una tabla en google docs con los con­tac­tos de los floris­tas para que no se pier­dan.

Pro­grame un día y una hora para la entre­vista. Advierte al solic­i­tante de empleo de que deberá crear un ramo de flo­res en la entre­vista. 

Entre­viste a cada can­dida­to por sep­a­ra­do, lo que suele lle­var alrede­dor de una hora. Si tiene más de un can­dida­to, invite has­ta cua­tro per­sonas al día, con un inter­va­lo de hora y media. Este pla­zo incluye una pausa de media hora: dése tiem­po para des­cansar y rela­jarse entre una entre­vista y otra.

Pídale al can­dida­to que le hable de sí mis­mo. Pregún­tale dónde ha tra­ba­ja­do, por qué renun­ció, por qué está intere­sa­do en nue­stro tra­ba­jo — esto te ayu­dará a enten­der si la per­sona escribió la ver­dad en su CV. Para hac­erse una idea de la per­sona, hay que enten­der cómo ha pro­gre­sa­do su car­rera.

Los cam­bios fre­cuentes de tra­ba­jo no son moti­vo para decir que no

Parece que si un can­dida­to ha cam­bi­a­do a menudo de tra­ba­jo, puede haber algún prob­le­ma con él. Pero antes con­viene averiguar cuál es el moti­vo por el que la floris­tería no se alo­ja en otro sitio.

Quizá ten­gas algo que él no pue­da encon­trar en otros salones. Por ejem­p­lo, tra­ba­ja­ba en pabel­lones y carecía de una gran var­iedad de flo­res. Y lo tienes todo. Entonces tal vez éste sea su can­dida­to ide­al.

Pida que le pre­paren un ramo a su gus­to. No pon­gas límites claros, de lo con­trario el florista podría entu­si­as­marse demasi­a­do y rendir por deba­jo de sus posi­bil­i­dades. Es mejor dar­le total lib­er­tad y luego pre­gun­tar­le a quién y para qué ocasión ha con­fec­ciona­do el arreg­lo el florista.

A veces se mon­tan ramos muy boni­tos en una entre­vista de tra­ba­jo. Luego los dec­o­ramos y los vendemos.

Портрет эксперта
Vic­to­ria Vitkóvskaya
Direc­tor de Virgin’s bloom

Pres­ta aten­ción a cómo elige las flo­res el florista: cómo las com­bi­na entre sí, qué pre­gun­tas hace, si pre­gun­ta qué se puede lle­var y qué no. Será un plus si la per­sona uti­liza ele­men­tos adi­cionales, como flo­res secas.

Si le gus­ta el ramo, pida el envolto­rio y un jar­rón a juego. Inclu­so un ramo boni­to quedará mal en un jar­rón inade­cua­do, lo que sig­nifi­ca que al com­prador no le intere­sará y no lo com­prará.

Pide a un florista que expon­ga el ramo. Preste aten­ción a si el ramo cabe en la matriz de la vit­ri­na. Un florista exper­i­men­ta­do sabe cómo colo­car las flo­res en una vit­ri­na para que sea auto­su­fi­ciente y se puedan leer todos los ramos.

Hable­mos del ramo. Diga lo que le gus­ta, si se ajus­ta a su esti­lo.

Com­prue­ba si el can­dida­to ha limpia­do su espa­cio de tra­ba­jo. Si la per­sona no ha limpia­do lo que ha ensu­ci­a­do, sig­nifi­ca que es igual de des­cuida­da con las flo­res. El florista debe dejar el lugar de tra­ba­jo como esta­ba antes de lle­gar.

Si me gus­ta el tra­ba­jo del can­dida­to y la entre­vista, le ofre­ceré venir un día de prue­ba. Esta jor­na­da no está remu­ner­a­da y es irreg­u­lar. El florista puede mar­charse en cualquier momen­to si algo no le gus­ta. Así damos tiem­po al solic­i­tante para que deci­da si se siente cómo­do tra­ba­jan­do con nosotros o no.

Si al florista le ha gus­ta­do todo, le nom­bramos dos sem­anas de prác­ti­cas a un pre­cio reduci­do, vemos lo rápi­do que absorbe y aprende. Si todo nos va bien, entonces hace­mos un peri­o­do de prue­ba de tres meses por un salario com­ple­to. Según nues­tra expe­ri­en­cia, es tiem­po sufi­ciente para que un emplea­do se abra por com­ple­to y demuestre lo que vale.

Портрет эксперта
Vic­to­ria Vitkóvskaya
Direc­tor de Virgin’s bloom

No lim­ites el tiem­po que tienes para mon­tar tu ramo. En las entre­vis­tas de tra­ba­jo, la gente suele estar nerviosa y no conoce el aban­i­co. Esto hace que se con­fun­dan y tar­den más de lo habit­u­al. En un entorno famil­iar, con conocimien­to de la gama flo­ral, el florista mon­tará el ramo mucho más rápi­do. Si un florista que conoce su gama le mon­ta ramos en 15 min­u­tos, a un can­dida­to en una entre­vista se le pueden dedicar 30 min­u­tos.

Cómo saber si un florista ha con­fec­ciona­do un ramo de cal­i­dad

Está claro que la belleza de un ramo es algo sub­je­ti­vo. Pero hay prin­ci­p­ios gen­erales: 

  • Espi­ral. En cualquier ramo, las flo­res se dispo­nen en for­ma de espi­ral hacia un lado. De este modo, los tal­los no se cruzan: no se pel­liz­can entre sí, y el pro­pio ramo es más fácil de per­son­alizar: para quitar una flor o añadir una nue­va.
  • La for­ma cor­rec­ta del ramo. El ramo debe ten­er un vol­u­men pro­por­ciona­do y simétri­co.
  • Deben ten­erse en cuen­ta las nor­mas gen­erales de col­oración. Tan­to si el ramo es bril­lante como del­i­ca­do, debe ser agrad­able a la vista en su con­jun­to de col­ores.

Estos son los conocimien­tos y habil­i­dades bási­cos que nece­si­ta un florista al incor­po­rarse a cualquier tien­da.

Exper­to del artícu­lo, Vic­to­ria Vitkóvskaya, tam­bién repasó algunos ramos de los portafo­lios de las can­di­datas a modo de ejem­p­lo.

¿Quieres saber qué ramos son más rentables para vender?

Con Posi­flo­ra, siem­pre sabrás cuál es la deman­da de un ramo y cuál es su coste. Deja una solic­i­tud y te mostraremos cómo uti­lizar el pro­gra­ma de con­tabil­i­dad para selec­cionar una gama para tu tien­da

×

Volver a llamar

Deje su número de teléfono y especifique un horario conveniente para llamar.
Nos pondremos en contacto con usted para responder a todas sus preguntas.

Exitoso!

Nosotros te llamamos pronto!

×

Chatea con Posiflora

Responderemos todas las preguntas en tu mensajero favorito.

Elija un mensajero conveniente y comience una conversación ahora mismo